Presupuestos municipales: la realidad impone la necesidad de realizar las propuestas socialistas

  • Dos meses después de que el PSOE presentara sus propuestas para el presupuesto, el Alcalde sigue sin presentar el presupuesto general municipal para el año 2019.
  • Portillo y el Equipo de Gobierno del PP carecen de ideas para gobernar Calahorra y van a remolque de las propuestas del PSOE.

Llega el año 2019 y el Ayuntamiento de Calahorra sigue sin presupuestos. Hace ya dos meses que desde el Grupo Municipal Socialista presentamos nuestras propuestas para las cuentas del año que viene pero el Alcalde no ha presentado todavía su borrador.

Históricamente, el Equipo de Gobierno del PP se ha caracterizado por rechazar las propuestas y enmiendas del PSOE a los presupuestos aunque, al cabo del tiempo, las acaba por ejecutar, generalmente porque la emergencia le obliga. A pesar de ello, el PP repite como un mantra que el PSOE es incapaz de pactar o de acordar medidas en el presupuesto lo cual no deja de ser una mentira que puede desmontarse con datos.

Por ejemplo, en el año 2016, el Partido Popular tuvo que sacar del presupuesto la partida relativa a los ingresos por la venta del antiguo solar del cuartel de la guardia civil (5 mill. €) y las partidas de inversiones vinculadas a una posible venta que nunca se realizaban. Aquella inclusión obedecía únicamente al interés por inflar el presupuesto. En una situación de retracción del mercado inmobiliario el PP planteaba la construcción de bloques de vivienda en aquel solar. Ya entonces el PSOE defendía la creación de un “pulmón verde” en el centro de Calahorra con la creación de un parque y aparcamientos subterráneos. Con el paso del tiempo, el PP ha abrazado dicha causa abanderada por el PSOE.

Ya en 2016 y 2017 el PSOE planteó también sendas enmiendas para elevar la partida de reparaciones en las piscinas municipales hasta los 100.000 euros. Entonces, el PP no quiso admitir el mal estado de las instalaciones deportivas. Con el cambio en el modelo de gestión propugnado e impulsado por el PSOE y la entrada de una nueva empresa afloraron los desperfectos hasta el punto de que el equipo de gobierno tuvo que aprobar un proyecto de 660.000 euros en reparaciones que han pagado todos los ciudadanos de Calahorra.

También es notable, desgraciadamente, el caso de la Plaza de la Verdura que había sido objeto de innumerables mociones y ruedas de prensa por parte del PSOE en años anteriores. En septiembre de 2017, el PSOE convocó una rueda de prensa in situ en la plaza para alertar del crecimiento de un socavón en la mitad de la plaza.

La plaza de la verdura fue objeto de varias enmiendas del PSOE a los presupuestos de 2017 y 2018 que el PP no contempló en ningún momento.

El PP y el Alcalde siempre se quejaban de que “no había dinero” para acometer la necesaria reforma de la plaza. Sin embargo, nunca aceptaron nuestras enmiendas y el empecinamiento en dejar que se degradara la plaza, y una nevada, motivaron una actuación de emergencia que ha costado finalmente un millón de euros.

La obra de la plaza de la verdura puede considerarse una demostración del fracaso de la gestión del PP en el casco antiguo en los ya 23 años y medio de gobierno.

El tartán de las pistas de atletismo ha sido otro caballo de batalla histórico del PSOE en la última década. En la hemeroteca pueden encontrarse varias notas y ruedas de prensa así como diversas iniciativas para tratar de arreglar el pésimo estado en el que se encuentra. En los presupuestos, se llevaron enmiendas en los años 2017 y 2018 valoradas en 120.000 euros que fueron rechazadas por el PP. Recientemente, en el transcurso de un debate de otra moción del PSOE en el pleno de octubre, el concejal de deportes anunciaba la existencia de un proyecto de renovación de las instalaciones.

Recientemente, en noviembre de 2018, el equipo de gobierno aprobaba un contrato menor para atajar la plaga de palomas que sufre la ciudad por valor de 14.999 euros más IVA. Esta cuestión ya fue solicitada por el PSOE en los presupuestos de 2017 y entonces fue rechazada por el PP. Quizá pudiera parecer un asunto menor pero es un síntoma más del desdén y la dejadez con la que el PP trata el mantenimiento y las prioridades del día a día de la ciudad.

Finalmente, es significativa la nula gestión del PP y de Luis Martínez-Portillo en la red de alcantarillado y en los colectores de la ciudad. En esto, el Equipo de Gobierno ha ido actuando a salto de mata, según se iban rompiendo dichos colectores, incapaces de planificar a largo plazo una eficaz renovación y mantenimiento de los mismos. El plan de colectores fue una iniciativa del PSOE para los dos últimos presupuestos y que el PP no quiso aceptar pero de todos son conocidas las actuaciones de urgencia en la propia Plaza de la Verdura, en la Calle Murallas o en Dr. Fleming.

Durante este tiempo, sin embargo, el PP se ha dedicado a gastar dinero en festejos, en gasto diverso de difícil control y en aprobar pequeñas partidas para los grupos que, con su abstención o voto a favor, permiten aprobar presupuestos que no detienen la situación de degradación cada vez más perceptible para los ciudadanos. A pesar de ello, muchas de esas enmiendas corresponden a mociones e iniciativas del PSOE (zona de autocaravanas, ayudas de emergencia social de libros de texto, parques para personas mayores o asesoría jurídica para personas en riesgo de vulnerabilidad social).

Calahorra no puede avanzar con un equipo de gobierno incapaz de ver la realidad y de asumir las prioridades, aunque estas sean marcadas por la oposición. Esta situación solo será reversible dentro de unos meses cuando un nuevo equipo de gobierno, con ilusión y visión de futuro pueda gobernar y gestionar con eficacia la ciudad de Calahorra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.