La imprevisión del Equipo de Gobierno paraliza los servicios municipales ante la incapacidad de adaptarse a la nueva ley de contratos a tiempo

  • El PP, fiel a su falta de gestión, ha sido incapaz de prever las necesidades de los servicios municipales y de adaptarse a este importante cambio normativo.
  • En estos momentos ha sido necesario incluso el suministro de combustible a mano para evitar que edificios públicos queden sin calefacción por no poder comprar gasoil.
  • No se han realizado a tiempo contratos de suministro para la adquisición de materiales básicos a partir del 9 de marzo (fecha de entrada en vigor de la ley).

Como ya adelantamos, la falta de combustible denunciado por los representantes sindicales de la Policía Local afecta a todos los servicios.

El BOE del 9 de noviembre de 2017 se publicaba la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014. Dicha ley establecía un plazo de 4 meses para su entrada en vigor con la finalidad de dar tiempo a las administraciones públicas de adaptar los procedimientos de compra y contratación.

A pesar de disponer de estos 4 meses para adaptar el funcionamiento municipal a la nueva norma en estos momentos está paralizada la compra de todo tipo de suministros, desde combustible hasta el material de oficina más básico pasando por los servicios de revisión. El Alcalde, más preocupado en sus disputas internas que en gestionar la ciudad, ha sido incapaz de adoptar las medidas necesarias para evitar estos problemas.

Durante los dos primeros meses del año sí que se han preocupado de contratar conciertos para fiestas (con la normativa anterior), por ejemplo, pero no han previsto cuestiones básicas como el suministro de gasóleo de calefacción para las escuelas públicas, alguna de las cuales disponen de pocas reservas de combustible a la espera de que se licite y adjudique un contrato de suministro de gasóleo de calefacción.

En estos momentos, incluso Operarios del Parque Municipal tuvieron que rellenar a mano con garrafas el depósito de la Biblioteca Municipal ante el riesgo de dejarla  sin calefacción por falta de combustible por lo que además, se ha tenido que realizar un contrato por un procedimiento especial de urgencia.

La imprevisión de un Partido Popular preocupado de lo banal y enfrascado en una feroz lucha interna, deja a todos los servicios municipales en una situación de precariedad en la que no saben ni de qué manera han de comprar una caja de bolígrafos.

Mientras otros ayuntamientos llevan meses preparándose para el cambio, aquí lo que se lleva son los viajes a Bruselas, colocar focos en la fachada municipal o contratar los festejos antes de la entrada en vigor de la nueva norma más restrictiva y contraria a la arbitrariedad y el amiguismo en la contratación pública. Un ejemplo más de la falta de verdadera gestión de este equipo de desgobierno municipal, agotado políticamente y encerrado en su mundo de postureo, solo preocupados de ver quién sale en la foto y quién se queda fuera de ella.

Por estos motivos, instamos al alcalde a que, de una vez por todas, se preocupe de la gestión básica de los servicios municipales y que de una rápida solución a este importante problema que amenaza con paralizar a los servicios que se encargan del día a día de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.