Suciedad y abandono en el viejo cuartel de la guardia civil

  • El viejo cuartel de la guardia civil de Calahorra, de propiedad municipal, se encuentra cerrado desde el 30 de septiembre de 2011.
  • El edificio se ha convertido en un foco de suciedad, infestado de palomas y roedores en la zona más céntrica de Calahorra causando problemas a quienes viven y trabajan en su entorno.
  • Para 2017 el Grupo Socialista ya propuso aumentar la partida para los presupuestos municipales para desratificación y eliminación de palomas para la limpieza del inmueble.

El antiguo cuartel de la Guardia Civil de Calahorra se encuentra situado en el número 48 de la calle Bebricio ocupando una de las manzanas más céntricas de Calahorra entre las dos principales arterias comerciales de la ciudad, las calles Gallarza y Bebricio. El cuartel ocupa una superficie de 1.127 m2

Siete años han pasado desde el momento en el que se cerró y desde entonces permanece abandonado dando una lamentable imagen en la zona más céntrica de Calahorra.

Actualmente se encuentra infestado de palomas y roedores causando insalubridad y molestias al vecindario que tiene que lidiar con la suciedad que genera el inmueble. Varios edificios cercanos han tenido que instalar en sus tejados elementos para ahuyentar a las palomas para evitar así la suciedad causada por sus excrementos.

La habitual falta de mantenimiento a la que el Partido Popular lleva sometiendo a la ciudad se hace especialmente evidente en este caso concreto. Si el cuartel de la Guardia Civil fuera de propiedad privada hace tiempo que hubiera recibido un requerimiento para su limpieza y desinfección por su falta de ornato y mantenimiento.

A la presencia de animales, que ya han ahuecado los paneles que tapan las ventanas desde el último atentado que sufrió el cuartel, se suma el desprendimiento del recubrimiento de las fachadas y los muros exteriores del cuartel, la falta de limpieza del patio o la recurrente aparición de pintadas.

Exigimos que el Ayuntamiento de Calahorra ejerza sus obligaciones y se ocupe de la limpieza, desinfección y mantenimiento mínimo del edificio mientras se le da un destino.

No podemos tener un edificio de semejante envergadura ensuciando y transmitiendo una imagen de abandono y decadencia en el centro de la ciudad.

La situación de este edificio, el estado de suciedad y abandono que presenta y la inacción municipal son un reflejo de la falta de gestión y descuido por el mantenimiento básico al que el PP somete desde hace años a Calahorra.

Exigimos la inmediata limpieza del edificio, su desratificación y la eliminación de la colonia de palomas y el cierre de los huecos que las palomas han abierto en las ventanas para mantener en la medida de lo posible la limpieza, la salubridad y el ornato de este edificio de propiedad municipal.

El agotamiento del alcalde y su equipo, la falta de trabajo en el mantenimiento básico de la ciudad y la falta de proyecto de futuro para Calahorra del Partido Popular se muestra en toda su evidencia en este edificio.

Tras siete años sin hacer nada con el cuartel, lo mantienen cerrado, abandonado, degradándose a gran velocidad y sin hacer nada por adecentarlo mientras se da un uso a este espacio. Tal vez esperan a que se dé una situación de extrema urgencia para actuar, tal y como acostumbra Luis Martínez Portillo a actuar. El alcalde que ha hecho del desgobierno y la falta de gestión un estilo de gobierno cuya consecuencia es la degradación de toda la ciudad. Mientras dedican toda su energía a actos banales de propaganda y auto bombo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.