44 días cortado al tráfico el paso sobre el río Cidacos, una de las vías de entrada a Calahorra

Desde el pasado 21 de febrero permanece cerrado al tránsito de vehículos el vado del Río Cidacos junto al puente del ferrocarril, único paso existente para unir el polígono de Tejerías y el Polígono de la Azucarera. Un trayecto esencial para la entrada y salida de vehículos al Casco Antiguo y a la zona “este” de la ciudad, que utilizaban diariamente cientos de vehículos.

Resulta bochornoso para la segunda ciudad de la Rioja, que dicho paso siga a estas alturas del Siglo XXI siendo una tabla de hormigón que puede ser -o no- practicable en función de si baja o deja de bajar agua por el cauce del río.

Igualmente bochornoso es el hecho demostrado de que el Partido Popular de Calahorra ha sido incapaz en 23 años de gobierno de levantar un puente en la zona. Un puente con “mayúsculas” que permita la construcción de una variante para unir la entrada a la ciudad desde Zaragoza con la carretera de San Adrián.

Una unión entre polígonos (Tejerías y Azucarera ) o “Variante Este” que el Partido Popular ha prometido en multitud de ocasiones y llevado en su programa electoral, pero que ha sido incapaz de realizar por falta de ambición y escasez de trabajo.

Ya en 2001, la entonces consejera de obras públicas del PP, Aranzazú Vallejo había comprometido para Calahorra esta infraestructura, y la había calificado como una de las más importantes incluida en el II Plan de carreteras con una inversión de 937 millones a compartir con la variante de Pradejón.

Concretamente el 14 de enero de 2003, Diario la Rioja, – en vísperas de otra campaña electoral municipal- reflejaba las declaraciones al respecto de Javier Pagola: “ la habilitación de la variante este será una de las obras más importantes de la próxima legislatura, con el estudio en la mano será el momento de redactar y aprobar el proyecto, y a partir de entonces se irán sucediendo los trámites habituales para cualquier  tipo de obra”…. Nunca más se supo de esa importante obra.

Nuevamente, el 1 de marzo de 2006 aparecía en la prensa regional  una foto en la que se podía ver al presidente de La Rioja, Pedro Sanz, al alcalde del PP, y al consejero Antonino Burgos, en el pórtico del Ayuntamiento. Acababan de anunciar nuevamente la variante Este, “Sanz anuncia que está prácticamente acabado el estudio de la variante este”.

Han pasado 17 años desde que el PP anunció su construcción, y se demuestra que todo fue mentira. Nada se ha realizado y seguimos pasando el río como en el siglo XVIII.

Regresando a la actualidad, el hecho de que durante 43 días, este paso fundamental permanezca cortado al tránsito de vehículos es la demostración palpable de que el proyecto del Partido Popular para Calahorra está agotado y muerto, y que solamente se mantiene en el poder gracias a la colaboración indispensable de unos partidos políticos que han aceptado, ser las muletas de un cadáver.

Calahorra pierde peso y oportunidades mientras el equipo de gobierno del Partido Popular es incapaz de atraer inversiones e infraestructuras a nuestra ciudad, algo que necesariamente ha de tener un punto y final.

La ciudad necesita un cambio, o corremos serio riesgo de seguir perdiendo peso e importancia en nuestro entorno ante la pujanza y dinamismo de otras localidades que están gestionando correctamente sus municipios, creciendo y demostrando que con ilusión e inteligencia se puede avanzar.

Nota: Adjuntamos imágenes del estado del vado tomadas ayer 4 de abril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.